lunes, 1 de octubre de 2012

CAP 6: El chico de la cafetería.

-


*******: ¿Cómo?- escuchamos una voz perpleja detrás de nosotros.

Nos dimos la vuelta todos, sobresaltados. Pararon las risas.
Frente a nosotros, estaba mi madre acompañada de un hombre alto, musculoso, de ojos claros y cabello castaño, corto. Supuse que era el padre de Harry.
La cara de mi madre estaba para una foto, con los ojos como dos huevos fritos y los labios fruncidos, jajaja. El tipo más bien estaba conteniendo la risa.
Tm: ¿Cómo que no le miras el trasero a _____(tn)?- preguntó confundida. De ser en otro momento me hubiera reído, esto en serio que es gracioso. Nada más ver la cara de todos.. pero la de Harry pudo con mi piedad.
Harry: Eh.. no.. yo decía que...- no sabía como salir de este momento incómodo. Ta, pobre, mi madre es medio exagerada igual.
Tu: Nada, es que estábamos jugando y la prenda era que me mirara el trasero- lo ayudé- pero no quiso obviamente- Harry me miró agradecido ya más relajado.
Tm: Ah- dijo más tanquila- bueno, hola a todos- saludó recién ahora. Los chicos se acercaron para darle un beso al igual que yo. Luego me dirigí al hombre al lado de ella, esperando que nos presentaran. Los chicos lo saludaron con una palmada en la espalda; supuse que ya se conocían.
Tm: _____(tn), el es Des, mi prometido- me dijo mientras lo tomaba de la mano cariñosamente.
Tu: Hola Des, encantada- saludé con un beso en la mejilla. Tenía los mismos ojos que Harry.
Des: Igualmente preciosa, eres mucho más bonita de lo que me contaron- me alagó.
Tu: Gracias- sonreí algo tímida.
Harry: ¿Y que pasó que vinieron tan temprano?- se metió en la conversación. Es cierto, el reloj marcaba las 7pm. Qué rápido que se pasó el tiempo con los chicos.
Des: Bueno, quería conocer por fin a ____(tn) y ya de paso salir a cenar todos juntos- explicó.
Harry: Genial, ¿viene Gemma?- ¿Gemma? ¿Quién es?
Des: -al ver mi cara de confusión me aclaró- Gemma es su hermana- ahh- y no, no viene, fue a visitar a unas amigas a Doncaster por este mes.
Harry: Ah- dijo desilucionado, se ve que son unidos.
Zayn: Bueno, nosotros nos vamos yendo- habló, atrayendo nuestra atención. Sus ojos enseguida se encontraron con los míos, sentí una vibración recorrer mi cuerpo. Y desapareció al separarse de mi mirada.
Niall: Si, que tengan una bonita noche- nos deseó.
Tu: Los acompaño chicos.
Harry: Yo también me voy, así me baño.
Ya frente a la puerta, Niall me tomó de los hombros dándome un tierno beso en la mejilla. Luego siguió Zayn, haciendo que el beso durara un poco más de lo normal.. cosa que no me desagradó, claro. Ta, tengo que dejar de pensar así. Salió y sólo quedamos Harry y yo.
Harry: Al rato nos vemos enana- me dijo y besó mi mejilla, también demorando un poquitito más de la cuenta. ¿Que es el día de los largos besos o qué?
Tu: Calláte, ni que fueras tan alto- me defendí, mientras abría la puerta. Mentira, me llevaba más de una cabeza.
Harry: - salió, y antes de cerrarla del todo, habló divertido- 1.78cm, taprendé- acto seguido me guiñó un  ojo y cerró rápido para que no pudiera contestarle. Bobo.

Le avisé a mi madre y a Des que me iba a aprontar, a lo que me dijeron que en una hora y media salíamos. Bien, tenía tiempo.
Subí las escaleras y, ya en mi cuarto, elegí la ropa que me iba a poner. Me decidí por esta -era una cena algo formal-:




Me bañé y me vestí; ya había demorado mucho, así que me apuré a secarme el pelo -dejándolo suelto- y maquillarme. Una vez que estuve lista bajé, y, cómo aún faltaban veinte minutos para salir, me senté en el sillón a ver Pretty Little Liars.

En eso se abre la puerta y ni me molesto en voltear, obviamente es Harry.
Harry: ¿Que onda?- me dice acomodándose a mi lado, con los pies en la mesita.
Tu: Nada ¿y tu?
Harry: Nada- seguí con los ojos clavados en la tele.. Spencer estaba por descubrir que Ian mentía...
Harry: Oye..- empezó.
Tu: Shhh- lo mandé callar, concentrada en la serie.
De lo aburrido que estaba se ve, comenzó a retorcer un mechón de mi cabello, distraído. Lo ignoré, demasiado ocupada con la tele como para ponerme nerviosa por eso.
Luego de unos minutos- en el que permanecimos en el mismo estado, él jugando con mi pelo y yo tratando de prestar atención a la tele; tenerlo tan cerca me desconcentraba- bajaron mi madre y el padre de Harry.
Tm&Des: ¿Listos?- preguntaron al mismo tiempo. Los dos nos paramos, y caminé hacia la puerta, sitiendo la mirada de Harry sobre mí.
Des: ____(tn), estás muy linda- me alagó. Ya veo a quién heredó Harry sus encantos..
Tu: Gracias, tu también- agradecí sonriendo.
Salieron, y tomé mi chaqueta que estaba colgada en el perchero, ya que afuera hacía frío.
Harry: ¿Y a mi no me vas a decir nada?- preguntó haciéndose el ofendido.
Tu: No si tu no me dices nada a mi- contraataqué divertida, mientras nos dirigíamos hacia el auto.
Harry: No es necesario que diga nada, sólo tienes que mirarte al espejo para saber que estás hermosa.- me dijo sonriendo, con ojos dulces.
Me mató. ¿A quién no le mataría algo así? Por dios, que lindo que es.
Sonreí como una estúpida y creo que estuve así en todo el viaje hacia el restaurante. Ya sé, tremenda nava. Pero que puedo hacer.. este chico me puede.

La cena estuvo buena, entre la comida riquísima y las constantes charlas y bromas entre nosotros- más bien entre Des y Harry, mi madre mutaba y yo era el blanco de todas claro- se pasó volando el tiempo; cuándo quisimos acordar ya eran las las diez y media. El padre de Harry pagó la cuenta- que a juzgar por el lugar no debía de ser nada barata- y nos subimos al auto nuevamente. En el camino, Harry no dejó de molestarme tocándome el pelo, yo lo quitaba y a los veinte segundos volvía al ataque. Y después se hace llamar maduro.

Cuando ya estaba acostada en mi cama, me detube un momento a pensar, aprovechando que todavía no me dormía. Más bien a ordenar mis pensamientos.
      1-Acabo de tener un momento familiar con mi madre en muuucho tiempo- si bien estaban Harry y su padre, algo es algo-.
      2- En dos días que llevo aquí, mi hermanastro se olvida de que es mi hermanastro, y me coquetea.
      3- Su amigo me quiso besar.
      4- Y por qué no admitirlo, tengo un problema con los ojos ingleses.


(A la mañana siguiente)

3 días aquí, y ya estoy más aburrida que Pitufina jugando a las cartas con las abejas. Ok, qué buena comparación. Bien, una mala comparación. ¿Ven lo que provoca el aburrimiento en mi? Necesito urgentemente hacer algo.

Terminé de tomar mi café con leche y subí a mi cuarto para prender la laptop. Decidí buscar en google el shopping más cerca de la casa, así salía un poco.
Listo, había un Mall a unas 5 cuadras de aquí. Me dí una ducha rápida- el pelo no me lo lavé porque ya lo hice ayer de noche- y me puse esto:





Me até el pelo en una coleta alta dejándome algunos mechones sueltos y salí rumbo al Mall, no sin antes dejar una nota avisando que había salido- quién la va a leer, no sé, nadie seguramente, pero bueno. Soy precavida- y llamar a un taxi, ya que ni a palo camino 5 cuadras a esta hora de la mañana- las 10:30-. Pensándolo bien, ni a esta hora ni nunca, no me gusta caminar mucho, me parece completamente inútil. Soy un poquito vaga.

Una vez allí, me compré DE TODO. En serio, no se cuál es mi límite en la tarjeta de crédito que me regaló mi padre antes de venir aquí, pero por las dudas le pregunto cuando hable con él, no vaya a ser que pase un papelón jajaja. Al final tuve que empezar a guardar las bolsas unas adentro de las otras, e igualmente seguía con una cantidad en la mano. Es que si... mi debilidad son las compras, amo comprar ropa; el contenido de las bolsas variaba, compré jeans, remeras, vestidos, carteras, collares y obvio ZAPATOS. Amo los zapatos, son mi debilidad. No sé cómo voy a llevar todo lo que me compre en estos 3 meses a ___(tp).

Cuando miré el reloj, ya eran las 14:20, con razón tenía tanta hambre. Entré en una cafetería y me dirigí hacia el mostrador para que tomaran mi pedido; pedí un sandwich caliente de jamón y queso y jugo de naranja y me senté en una mesa libre a esperar mi pedido.
Comencé a mirar distrída a la gente que entaba y salía del local, del aburrimiento que tenía nomás...

Hasta que mi vista se detuvo en un chico que estaba ingresando a la cafetería.
No cualquier chico, estaba DIVINO. Divino, hermoso, partible, lo que quieran. Me lo quedé mirando sin poder apartar  la vista. Alto, atlético, el pelo ni muy corto ni muy largo, castaño claro, ojos marrones, tirando un poco a miel. Le doy como pobre al guiso.

El chico caminó hacia el mostrador para que le tomaran el pedido, luego se sentó en una mesa en diagonal a donde yo estaba. No podía dejar de mirarlo, no sé, es demasiado lindo.
De repente el chico cuyo nombre desconozco se gira hacia mí, encontrándose con mis ojos. Desvié instantáneamente la mirada, sintiendo como mis mejillas ardían. Carajo, me había sorprendido violandomelo con la mirada prácticamente. Todavía sentía sus ojos sobre mí.
Gracias a Dios, el mozo llegó con mi pedido, y me apresuré a comer, así me iba cuanto antes de allí. ¿Exagerada? Un poco, no sé. Pero me sentía re boluda que me hubiera sorprendido, como si hubiera cometido un delito. Ya sé, harta naba. Pero bueno.
Cuando terminé, caminé rápidamente hacia el baño del establecimiento- obviamente evitando mirarlo-.


Estaba saliendo del baño, cuando siento un líquido frío recorrerme por el pecho.
Tu: FÍJATE POR DÓNDE CAMINAS PEDAZO DE IMBÉCIL- putié inconcientemente en español a quién fuera que me había chocado. Digo inconciente porque me salió en español, no porque no lo fuera a putiar.
*****: Am... ¿una sacapuntas?- me contestó en el mismo idioma que yo usé, mientras mis ojos observaban mi blusa llena de un líquido que supongo- y rezo- que sea agua.
¿Sacapuntas? ¿Es joda?

Levanté la vista hacia el estúpido que me había derramado  el agua y me encontré con unos hermosos ojos. Qué ojos la puta madre. Esos ojos...
El chico partible al que me había comido con los ojos estaba parado delante de mí observándome de la misma manera que yo lo estaba haciendo.
Si me había parecido hermoso de lejos, imagínense lo que es tenerlo a medio metro casi.

Me sonrojé a más no poder, cohibida, sin poder apatar mis ojos de los suyos.
Tu: Em... perdón, no te vi.- le dije ahora sí en inglés, con nerviosismo. ¿Es Londres que me pone así o qué onda?
******: No, discúlpame a mí. Estaba distraído y...- me respondió también nervioso.
Tu: Descuida, todo bien...- sus ojos se depositaron en mi pecho, más bien en mi blusa mojada, lo que los llevaba a mi pecho inevitablemente. Me cohibí aún más. Al captar lo que estaba haciendo, sus mejillas se tornaron rojas y desvió su mirada hacia mi rostro.
*****: No, claro que no... déjame comprarte una remera.- se ofreció. Ah, que caballero. Se cuentan con los dedos de las manos la cantidad de tipos que tendrían este gesto. Eso me relajó un poco y disipó mi nerviosismo. Pero sólo un poco.
Tu: No, enserio, no hay problema. Es sólo agua- le respondí. En serio estaba bien, no quería causarle molestias al chico. Lo único que quería era saber su nombre. Pero mi mente estaba tan obstruida por esos ojos hermosos que me era imposible pensar con claridad.
*****: De acuerdo, si tu lo dices.- asentí- por cierto, me llamo Liam- se presentó. Como si el chico leyera mis pensamientos.
Tu: ____(tn)- le respondí estrechándole la mano. Me sonrió, con una sonrisa extremadamente hermosa. Ta, acabo de llegar a la conclusión de que todo en él es hermoso.

Esperen. Liam. Liam... No lo sé, me suena. Como si ya lo hubiera oído antes. Ahora que lo pienso mejor, el chico me parece conocido.. Ta, estoy loca. ¿Cómo puedo haberlo visto antes si no socialicé con nadie aparte de Harry y sus amigos?
Aparté mis tontos pensamientos de mi cabeza y le devolví la sonrisa. O sea, nos quedamos sonriéndonos como dos retrasados a la mitad de la cafetería.
De pronto comenzó a sonar mi celular. Carajo, podría quedarme perdida en sus ojos todo el día.
Tu: Am, perdón...
Liam: Tranquila- me aseguró, y leí el texto.

-Hija, no encuentro el cargador de mi celular, ¿sabes dónde puede estar?

Ah, no. Lo maté. Lo mato. ¿A quién se le ocurre mandarme un mensaje a la mitad de la conversación con un pibe partiblemente latigable? A mi padre, claro. Es como si supiera lo que estoy haciendo en este momento; bien de cuida. Carajo.
Obviamente no le respondí, y volví a fijar mis ojos en Liam. Ah, LIAM. ¿Les dije que es un nombre hermoso? bueno, sí, lo es.

Liam: Me tengo que ir- me informó. Nooo, mierda, ¿ya, ya?
Tu: Am, si, claro- dije, tratando de no sonar decepcionada, lo que estoy segura que no logré.
Liam: Bueno, chau linda, y perdón por lo de la remera- acto seguido se dio media vuelta y salió por la puerta de la cafetería. Lo vi perderse entre la multitud.
No, me dijo LINDA. Me morí. Estoy llegando a la conclusión de que en Inglaterra están todos buenos, posta. Le ruego a Dios por volver a encontrármelo de nuevo.

Obvio que mi deseo no se me cumplió, no lo volví a ver luego de eso. Ya por las 6pm me tomé un taxi para regresar a la casa, no porque ya me hubiera aburrido, es que no me daban más las manos para cargar todo. En serio amo comprar.
Ya en mi cuarto, llamé a papá a ver si ya había encontrado el bendito cargador, se tuvo que comprar otro porque no lo encontró por ningún lado; seguimos charlando un rato. Luego de eso se me ocurrió llamar a Florencia, mi mejor amiga en _____(tu país); no hablaba con ella desde nuestra despedida en aeropuerto.

-INICIO VÍA TELEFÓNICA-
(en español)
Flor: ¡_____(tn), hola!- me saludó emocionada.
Tu: ¡Flor! ¿Cómo andas amiga?
Flor: Bien, ¿vos? ¿cómo llevas tu nueva vida?
Tu: -reí- lo más bien, supongo. Se te extraña amiga.
Flor: Yo más. ¿Y esos british boys?- que raro preguntando por chicos.
Tu: Pues nada... ya conocí a ¡cuatro!- bromeé.
Flor: ¿¡Qué!? Ah, pero que hija de puta que sos - así nos tratamos nosotras, putiándonos pero con cariño- ¿cómo los conociste? Contáme.- me exigió. Solté una risita.
Tu: Bueno, el novio de mi madre tiene un hijo...
Flor: ¿Qué? Trola de mierda, ¿está bueno?
Tu: Shh no interrumpas.- la reté- ¿que si está bueno? está divino, y aparte tiene dos amigos que también están divinos.
Flor: Ta, sos una puta nena, me dejás acá con todos estos inadaptados y feos y te conseguís a los más lindos- me dijo en broma- y ¿pasó algo con el hijo del novio de tu madre?- quiso saber curiosa.
Tu: Am.. nada, solo me tira onda todo el tiempo y aprovecha cualquier oportunidad para ponerme nerviosa
Flor: ¿y te gusta?
Tu: ¡No, nena! ¿cómo me va a gustar? es mi hermanastro.
Flor: Y... no te acordás aquella vez en Literatura que leímos la biografía de una loca que se enamoró del primo y...- ta, por eso es mejor guardarse algunas cosas con Florencia. Le empieza a volar la imaginación.
Tu: No seas idiota, no me gusta- zanjé el tema- ¿te conté que es famoso?
Flor: ¿QUÉÉÉÉÉÉ?- Para qué le dije.
Tu: Am, si. Y los amigos también. Tienen una banda.. One Direction.
Silencio. Ni la respiración de mi amiga escuchaba..
Tu: ¿Flor? ¿Estás ahí? No te me mueras...- bromeé.
Flor: ¿co..cómo me dijiste que se llamaba tu.. tu hermanastro?- me preguntó, tartamudeando. Ups, me parece que metí la pata.
Tu: ¿Harry?- respondí dudosa.
Flor: LA RE CONCHA DE TU MADRE, TU HERMANASTRO ES HARRY STYLES- me acusó taladrándome el oído.
Tu: Auch no grites mongaa. Si, ¿qué tiene?
Flor: ¿CÓMO QUE QUE TIENE? Conoces a mi Hazza, mi rulitos sexy, mi sexgod, la luz de mis ojos...-
Tu: -la interrumpí- ¿y a vos desde cuándo te gusta One Direction?
Flor: ¿Desde cuándo? Desde siempre boluda.
Tu: Ah ¿si? No sabía...- posta, ni idea. Ni siquiera sabía que existía una banda con ese nombre hasta hace unos días.
Flor: Y no, que vas a saber. Si vivís en la luna.
Algo de distraída tenía...
Tu: Bueno, bueno. No te enojes. También conocí a Zayn y Niall.
Flor: ¿QUÉÉÉÉÉÉÉÉ?- otra vez lo mismo.
Tu: QUE NO SOY SORDA FLORENCIA.
Flor: NO, SOS PUTA. ¿TE DAS CUENTA QUE HABLASTE CON TRES DE LOS CHICOS MÁS HERMOSOS DE LA TIERRA?- bueno, que son hermosos se lo acepto. Pero tampoco la pavada, exagerada. Son sólo chicos.
Tu: Ta, si si.- le iba a contar lo del no-beso con Zayn, pero cambié de idea. Si le cuento se desmaya- hablando de chicos hermosos... hoy fui al shopping y conocí a...- iba a hablarle sobre Liam, cuándo unos gritos captaron mi atención. Provenían de la calle, pero una de las voces me sonaba conocida, mejor iba a ver.
Tu: Oye Flor, te tengo que dejar, hablamos después..
Flor: Ok amiga, ¡pediles que me sigan en Twitter! -claro, como si me fuera a acordar-
Tu: Si si, claro. Chau, te quiero.
Flor: Yo más, beso- y corté.
-FINAL VÍA TELEFÓNICA-

Rápidamente salí al balcón. Dos personas estaban discutiendo, más bien el chico la ignoraba caminando furioso, y la chica que iba atrás le gritaba de todo. Esperen... esos rulos. El chico era Harry. ¿Harry? ¿Qué hace ahí?
La chica- alta de buen cuerpo, con el cabello rubio teñido. Parecía una mujer mucho más grande que Harry- lo perseguía, hasta que llegó hasta él y le tironeó del brazo para que la mirara. Harry se giró de golpe, algo más que enojado.
Harry: ¿No entiendes? Lo nuestro se ter mi nó.
******: No, el que no entiende eres tu. ¿Cómo es que me dejas por lo que dicen los estúpidos de tus amigos?- le preguntó furiosa. Patético.
Harry: Mi amigos no son estúpidos- le dijo aún más furioso- y te dejo porque no quiero estar con tigo, ¿no lo entiendes?- le dijo un poco más calmado, sólo un poco.
*****: Ah, claro. Es por tu nueva hermanita ¿no...?- le afirmó maliciosa. ¿Su nueva hermanita vendría a ser yo? Que me mete a mi, zorra.
Harry: Ay por favor, no seas inmadura Caroline- así que la zorra se llama Caroline.-
Ah, ya recuerdo. Cuando Harry y Zayn discutieron, fue por ella.
Caroline: ¿Inmadura yo? A mi me parece que la estúpida esa te voló la cabeza un poco.- ¿me dijo estúpida? Ah, no. La mato, zorra arrastrada de mierda. La mato.
Harry: ____(tn) no es ninguna estúpida, que te quede claro- me defendió aún más molesto, que tierno- ¿No captas que no quiero volver a verte? Lo nuestro se acabó Caroline, quiero estar soltero, soy muy joven como para atarme a alguien.
Caroline: Bien, como quieras. Pero después- comenzó, acercando su rostro al de Harry, que la miraba impasible- vas a venir a pedirme otra oportunidad. ¿Y sabes qué? Vas a tener que esperar sentado- acto seguido se dio media vuelta y volvió por dónde vino.
Entre rápidamente, antes de que Harry o alguien más me viera. Si me encuentro alguna vez con esa idiota le arranco todas las estenciones baratas que tiene. Que me viene a decir estúpida si ni me conoce, arrastrada patética, ramera y puta.


Horas más tarde, llegaron mamá con Des, cenamos todos juntos y me fui a la cama; me estaba muriendo de sueño.
Al cerrar los ojos, la imagen de Liam se me cruzó por la cabeza. ¿Y si lo volviera a ver? Ojalá. Pero tendría que tener mucha suerte ¿no? Londres es enorme.

Y me dormí, pensando en el chico de la cafetería.



19 comentarios:

  1. esta buenisima la nove la tenes que seguir!! :) por sierto no llamamos igual que genial :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste♥ ajajajajja sos mi tocaya

      Eliminar
  2. i mai got como me dejas asiii i ove la amo esta nove y liam me derrite y me aguanto la risa jajaj

    ResponderEliminar
  3. Ains me esta encantando la historia, ya en un día me he leido 6 capitulo y pienso leer más, cuando volvera a salir Louis que es mi favorito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Louis sale en el próximo (: que bueno que te guste linda, un beso

      Eliminar
  4. Llevo desde hiy leyendola. y fijate que me levante a la 1 osea hace una hora. ESCRIBES DE PUTA MADRE TIAAAAAAA si escribieras un libro lo compraria SEGURO
    besitos desde españa guapisimaaaa

    ResponderEliminar
  5. me encantan tus novelas y son muy interesantes

    ResponderEliminar
  6. AAAAAH!!! me enamore, esta genial

    ResponderEliminar
  7. estaaaaa muy buena la novela :)

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaaaaaaaa me encanta tu novela pero me lio un poco para buscar los capitulos me podrias ayudar es que empece a leerla muy tarde que verguenza :( bueno que mas da AMO TU NOVELA

    ResponderEliminar
  9. Esaaa<3Sho me shamo Florenciaaa8-)JAJAJA <3Mi idolaa8-)

    ResponderEliminar
  10. me encanta la amo <3 *-* es tan asdfghjklñ

    ResponderEliminar
  11. me encnta tu novela la amoooo<3

    ResponderEliminar
  12. Linda la novale pero los hombres en la vida real no son asi

    ResponderEliminar